CardioScore   Evaluación clínico-genética del riesgo cardiovascular real

 

La enfermedad cardiovascular (ECV) es la primera causa de muerte y de hospitalización en la población española.

 

El riesgo cardiovascular se define como la probabilidad de sufrir un evento cardiovascular (acontecimiento coronario) en los próximos 10 años.

Según diferentes funciones de riesgo (SCORE, Framingham, PROCAM o Regicor), los pacientes se clasifican en cuatro grupos de riesgo: bajo (inferior al 5%), moderado (del 5 al 9.9%), alto (del 10 al 14.9%) y muy alto (superior al 15%).

 

Únicamente el 37.5% de los eventos cardiovasculares ocurren en los grupos de riesgo alto y muy alto, lo que indica que la prevención primaria de la ECV es especialmente importante.

 

El 62.5% de los eventos cardiovasculares en la población mexicana tienen lugar en los grupos de riesgo bajo y moderado.

 

Factores genéticos de riesgo cardiovascular

 

Los factores de riesgo cardiovascular se clasifican en modificables y no modificables; dentro de éstos últimos se engloban los factores de riesgo genéticos. La presencia de factores no modificables implica que los objetivos terapéuticos sobre los factores modificables deben ser más exigentes.

 

El hecho de que más de la mitad de los eventos cardiovasculares ocurran en pacientes clasificados

de riesgo bajo o moderado, significa que las actuales funciones de estimación del riesgo cardiovascular no son del todo eficaces. La incorporación de los factores genéticos en los algoritmos de riesgo cardiovascular posibilita la estratificación del riesgo cardiovascular de forma más precisa y específica, identificando aquellos pacientes que necesitan unos objetivos terapéuticos más estrictos.

Esta mejora de la clasificación del riesgo es especialmente importante en la población de riesgo coronario moderado.

 

El perfil genético CardioScore posibilita la reclasificación de los pacientes con riesgo cardiovascular bajo y moderado, determinando el riesgo cardiovascular real.

 

Perfil genético CardioScore

 

El análisis consiste en la evaluación de 11 polimorfismos genéticos independientes de los factores de riesgo cardiovascular clásicos. Se ha constatado que existe una relación directa y lineal entre el número de resultados genéticos (alelos) de riesgo y el número de eventos cardiovasculares, de forma que a más alelos mayor riesgo.

 

El perfil genético CardioScore posibilita reclasificar a una categoría de riesgo más elevado al 7% de los pacientes de riesgo bajo, al 15% de los pacientes de riesgo moderado y al 23% de los pacientes de riesgo alto. Esto significa que en 1 de cada 4 pacientes de riesgo cardiovascular alto y en 1 de cada 6 de riesgo moderado, según las funciones de riesgo habituales, es necesario aplicar en realidad unos objetivos terapéuticos más estrictos.

 

CardioScore integra la información genética con la información clínica y de estilo de vida del paciente, para determinar el riesgo cardiovascular real. El análisis evalúa:

 

- Riesgo cardiovascular global (factores de riesgo clásicos)

- Riesgo cardiovascular global (factores de riesgo

clásicos y genéticos)

- Factor de riesgo genético

- Riesgo relativo

- Edad cardiovascular del paciente

 

Indicaciones

 

El perfil genético CardioScore está especialmente indicado en:

•Pacientes en tratamiento (riesgo cardiovascular alto)

•Pacientes de riesgo cardiovascular moderado

•Pacientes de riesgo cardiovascular bajo.

 

 

Requisitos

 

Muestra: sangre (5 ml con EDTA) o saliva (kit Oragene- DNA OG-500 u OG-510). No es necesario estar en ayunas ni suspender medicación.

 

Documentación: imprescindibles consentimiento informado (código MPP20), cuestionario clínico (código MPP19) y analítica reciente.

Capulín 46-403  Col. del Valle CP. 03100  Deleg. Benito Juárez   México, DF.  Tels. (55) 5559-8768 y (55) 5559-7402